Dibujos del dentista para que vuestros niños amenicen sus ratos libres

Clinica Dental Arriate - Ronda especializada en odontologia Infantil . Odontopediatra Ronda
B&B DENTAL EJERCICIOS – NIÑOS
B&B DENTAL
Dibujo de dentista para que vuestros hijos hagan ejercicios.
Clinica Dental Arriate - Ronda especializada en odontologia Infantil . Odontopediatra Ronda
Ejercicios para aprender odontología en niños
Dibujo odontopediatria Málaga
Clinica Dental Arriate – Ronda especializada en odontologia Infantil . Odontopediatra Ronda
Clinica Dental Arriate – Ronda especializada en odontologia Infantil . Odontopediatra Ronda

Ortodoncia para todas las edades

Hay una pregunta que la mayoría de las personas, por desconocimiento, se hacen:

¿Hasta qué edad puedo ponerme ortodoncia?

La respuesta es muy sencilla: no importa la edad. La ortodoncia puede colocarse siempre que el profesional te lo aconseje, y es aconsejable siempre que el paciente presente un problema de maloclusión. Es importante saber que la ortodoncia no solo mejora la estética, sino tambien la función masticatoria, la deglución y respiración.

A todas las personas que se hacen esta pregunta les sorprendería saber que, la mayoría de personas que usan ortodoncia son adultas.  Actualmente podemos encontrar personas con ortodoncia de todas las edades ya que, con el termino ortodoncia no nos referimos solamente a los conocidos brackets.

Si es verdad que los tratamientos de ortodoncia en adultos suelen ser más complejos que en niños. Esto se debe a que a los niños se les suele colocar la ortodoncia en época de crecimiento por lo que si tiene algún problema óseo es más fácil tratarlo ya que éste es más fácil manipularlo y corregirlo. Por el contrario, en los adultos los huesos maxilares ya están completamente desarrollados y para corregir algún problema óseo, como hemos nombrado antes, necesitaríamos recurrir a la cirugía.

¿Qué tipos de ortodoncia existen?

En la actualidad disponemos de una alta gama de aparato ortodóncicos. Pero para organizarlo de una forma general y sencilla vamos a dividirlos en ortodoncia fija y ortodoncia removible.

Ortodoncia fija:

La ortodoncia fija es la más conocida por todos, los famosos Brackets. En este tipo de ortodoncia se usan alambres y los ya nombrados brackets. Sin embargo,  también vamos a nombrar otro tipo de ortodoncia fija que no usa brackets.

En la actualidad hay dos formas de trabajar con brackets, es decir hay dos tipos de ortodoncia fija:

Por un lado, está la ortodoncia fija exterior que es la que todos conocemos. Los brackets se colocan en la parte externa de la arcada dental y son visibles cuando sonreímos o hablamos. A pesar de ser lo más visibles y menos estéticos por clasificarlos de alguna forma, son los que menor conste suponen, por ello son los más utilizados en niños y adolescentes.

No solo existen los brackets metálicos, también existen los cerámicos, plásticos o zafiros. Estos son más estéticos pero se colocan en la parte externa de la arcada, al igual que los de metal. Estos suelen aumentar un poco de precio si los comparamos con los metálicos.

Por otro lado, nos encontramos la ortodoncia fija interior que al igual que la exterior se usan brackets pero estos irán colocados por la cara interna de la arcada, es decir por la cara que pega a la lengua en el caso de los dientes inferiores y por la que pega al paladar en el de los superiores.

Ésta es la mejor opción para las personas que dudan si colocarse la ortodoncia o no debido a la falta de estética que supondría llevar unos exteriores según ellos.

Por último, no podemos olvidarnos de la ortodoncia fija infantil. Podemos explicarlos como aparatos que son usados en niños en edades de crecimiento los cuales nos ayudan a corregir problemas, por ejemplo: la extensión de paladar.  

Dichos aparatos pueden estar compuestos por materiales aclíricos y/o materiales metálicos. El modo de fijarlo a la pieza dentaria es mediante una especie de anillos, en odontología conocidos como bandas, que van pegadas a las muelas del paciente un cemento especial.

Ortodoncia Removible:

Podemos distinguir dos tipos:

Ortodoncia infantil: Este tipo de ortodoncia suele usar en niño de entre 7-8 años. Son aparatos normalmente fabricados con materiales aclíricos, aunque también parte de ellos están formados por metal, como lo ganchos que hacen posible la sujeción de estos en los molares. Esta aparatología suele usarse por las noches, o durante determinados periodos de tiempo diarios. Hay que aclara que cuanto mayor sea el tiempo de uso, antes se corregirá el problema que estamos tratando. La ventaja de este tipo de aparatología es que se pueden quitar para comer y para lavarlos por lo que facilita la higiene bucal.

Ortodoncia invisible: es lo último en ortodoncia, lo más novedoso y de lo que todo el mundo ahora habla cuando está interesado en la ortodoncia, sobre todo personas adultas. Este tipo de ortodoncia la componen fundas, denominadas férulas. Dichas férulas están fabricadas con materiales como silicona u otros similares al plástico, los cuales que permiten que apena se aprecien cuando están colocados es la boca del paciente. Cada férula irá diseñada y personalizada minuciosamente mediante un escáner. Estas imágenes serán procesadas por un sistema informático 3D, que además de diseñarnos las férulas superior e inferior, nos permitirá realizar una simulación de los cambios que se van a realizar en nuestra boca y como quedará finalmente.

CONSEJOS DURANTE EL USO DE ORTODONCIA

La ortodoncia es un tratamiento ontológico en el que nos introducen un cuerpo externo en boca para tratar de alinear y conseguir la morfología perfecta de nuestra boca. Es normal que al principio de este tratamiento te sientas un poco aburrido o decepcionado por haberlo colocado, pero todo esto se pasa al cabo de un tiempo.

La ortodoncia necesita adaptación

Como todos los cambios, la colocación de la ortodoncia necesita un proceso de adaptación.

Para hacerte más llevadero este proceso vamos a darte una serie de consejos muy importantes a tener en cuenta para el cuidado de tu higiene bucal: 

  • Es normal que durante los primeros días después de la colocación puedas notar dolor e incluso la sensación de que tus dientes se mueve o van a caerse. No te preocupes es algo totalmente normal. En cuanto al dolor, puede tomar algún tipo de analgésico para mejorar.
  • Durante el tratamiento de Ortodoncia es super importante que la higiene aumente tres veces más de lo habitual y que acudas a todas las revisiones que el especialista crea oportuno que necesitas.  Hay que cepillar los dientes después de cada comida y especialmente después de tomar productos con mucho azúcar. 
  • El hecho de llevar brackets puede producirte algún tipo de llaga o pequeña heridita en los carrillos, para ello existe una cera, denominada cera de ortodoncia.

¿Cómo se usa la cera de ortodoncia?

Coges una pequeña porción y la impactas sobre el elemento que te esté dañando y lo recubres para que no te roce.

5 consejos para que tu ortodoncia sea más llevadera

  • Aumenta la higiene. Esto se debe a que los propios brackets favorecen la acumulación de restos de comida entre ellos y además, dificultan la limpieza de los dientes. Para evitar esto es recomendable utilizar cepillos especiales interproximales para pasarlos entre brackets y bracket  e irrigadores bucales.
  • Evita algunos alimentos como pueden ser  los que son muy duros o pegajosos, ya que pueden romper o dañar el bracket. Por ejemplo: Pipas con cáscara, kikos, chicles, bocadillos o manzanas comidos a mordiscos, etc
  • En alguna ocasión puede ser que el especialista te mande usar elásticos intermaxilares. Es  muy importante que lo uses tal y como tu ortodoncista te diga y que no pierdas la bolsita que te será entregada con los elásticos de respuesto.
  • Acude a todas tus revisiones mensuales, ya que en ellas se hacen cambios de ligaduras y en algunas cambios de arcos.  De esta manera, el aparato ejercer la presión necesaria para realizar los movimientos necesarios en tus dientes. No acudir a ellas provoca un retraso en el tratamiento o que durante este último no se ejecuten los movimientos necesarios. 
  • Si se te despega algún brackets o el arco se sale por detrás y te pincha o molesta es muy importante que avises a tu clínica dental y que te citen para solucionarlo.

¿CÓMO CUIDAR LOS DIENTES DE MIS HIJOS?

Es muy importante informar a todos los papis y mamis que la salud bucal de los pequeños hay que cuidarla desde que son bebés. Primero empezaremos cuidando sus encías y luego sus dientes.

Deben saber también, que los peques deben empezar a cepillarse los dientes desde que aparece el primero de ellos en boca. Sabemos que en ese tiempo son muy pequeños y es muy difícil llevarlo a cabo, pero hay que tener paciencia y poner un poco de nuestra parte para conseguirlo. Inculcarles a nuestros hijos, desde pequeños, la costumbre de tener una buena y correcta higiene bucal diaria es una de las mejores lecciones de salud que podemos enseñarles.

El momento en el que los dientes de los pequeños empiezan a erupcionar es un periodo complicado y doloroso para ellos. Algunas formas de poder aliviar la zona irritada son: estimular la encía del niño con nuestro propio dedo o usar mordedores los cuales podemos meter en la nevera para que coja una baja temperatura y el alivio sea mayor. Existen también algunos productos denominados analgésicos que suelen estar en formatos de gel, que puede ayudarle en los momentos de mayor dolor.

¿Cuál es la forma correcta de cepillarle los dientes a los niños?

Primero aclararemos que según la edad que tenga nuestro hijo, se hace de una forma u otra:

  • Niños de 0 a 3 años: CEPILLADO SUPERVISADO🡪 Ellos tienen que ver como los mayores se cepillan para que vayan cogiendo destreza. Primero dejaremos que sean ellos los que se “cepillen” y posteriormente nosotros repasaremos todas las zonas para confirmar que se que todo perfectamente limpio, ya que ellos lo tomarán como un juego y son muy pequeños para cepillarse correctamente solos.
  • Niños de 4 a 8 años. APRENDIZAJE 🡪 Es el momento de perfeccionar las técnicas de cepillado. Deben tomarlo como algo más serio. Cuando ellos finalicen su función, un adulto tendrá que corroborar que se ha efectuado correctamente.
  • Niños a partir de 9 años. CEPILLADO CONSOLIDADO🡪 A partir de los 9 años nuestro hijo ya debe saber cepillarse los dientes con total destreza al igual que un adulto.

Productos que se deben utilizar:

  • La cantidad de pasta de dientes debe ser similar al tamaño de un guisante. Las pastas recomendadas para los niños son aquellas que contengan flúor. Si nuestro hijo es muy pequeño y vemos que continuamente se traga la pasta de dientes, podemos empezar sin ella hasta que sea más mayor y consciente de que eso no debe hacerse.
  • El cepillo de dientes recomendado es aquel que tenga los filamentos suaves.
  • Fases del cepillado: Es muy importante que el cepillo recorra todas las caras de las piezas dentales, prestando mayor intención y atención en aquellas zonas de difícil acceso. 

  * Primero cepillaremos las caras internas (linguales y palatinas), posteriormente pasaremos a las caras exteriores. El cepillo debe colocarse de manera que la mitad de los filamentos reposen sobre la encía y la otra mitad sobre el diente. Con esto conseguimos estimular la encía y evitar futuros problemas como la inflamación (gingivis). Una vez colocado el cepillo en la posición correcta realizaremos movimientos circulatorios. 

* Posteriormente, colocaremos el cepillo sobre la base de masticación de los dientes y realizaremos movimientos hacia delante y hacia detrás. 

* Por último, una vez realizados los pasos anteriores, solo nos quedará cepillar la lengua.

Otros consejos para que nuestros hijos tengan una correcta salud oral:

  • Mantener una dieta equilibrada baja en alimentos azucarados, sal y grasas. 
  • Evitar el picoteo de productos azucarados entre horas, sustituirlo por frutas o vegetales.
  • Evitar que se quede dormido tomando el biberón
  • Evitar que se chupe el dedo
  • El biberón y el chupete deben ser retirados, como muy tarde, antes de los 18 meses.

¿Qué debo hacer si mi hijo se fractura o golpea los dientes fuertemente?

Lo más aconsejable es llevarle al dentista, ya que puede haberse lastimado el diente, aunque aparentemente no se note nada.

Si es un diente definitivo, y como consecuencia del golpe se desprende de la boca:

  1. Localiza el diente
  2. Intenta reponérselo suavemente, y si no lo consigues introdúcelo en leche o agua
  3. Si el niño es mayor, que lo mantenga con saliva en la boca
  4. No laves el diente
  5. Acude urgentemente al dentista, muchas veces se puede salvar